-   - 

Probando la efectividad de diversos tipos de anchor text

Cada vez que doy clase en un master, la universidad o donde sea, siempre me suelen un par de preguntas que son las mismas. Bien, este artículo no tiene más finalidad que la de comprobar alguna cosa y salir de dudas de aquí a un mes, más o menos.

No sé si conoces Safecont pero deberías. Es el primer software SEO del mundo en implementar Machine Learning en sus procesos de análisis para determinar si tu sitio web tiene problemas de ser penalizado por Google. Metes tu sitio web, Safecont lo rastrea y te dice qué problemas tiene tu sitio web tanto de contenido como de arquitectura.

Multitud de empresas lo usan a día de hoy. Y no solo grandes empresas o agencias, pues si tienes un sitio web te vendrá bien hacer un análisis porque descubrirás ésos problemas que no te permiten superar a la competencia o que te están haciendo caer.

Como te comentaba, Safecont es un gran software y el único del mundo que vale para hacer análisis de contenido. Si quieres echar un vistazo lo puedes hacer clicando aquí: XD8SDE7RR

Cuando analizas un sitio web con Safecont, el software compara las URL de tu sitio web con su base de datos de miles de URL que han tenido problemas de caídas de trafico en las diferentes actualizaciones que Google realiza a lo largo del tiempo. Si hay un patrón similar entre las URL de tu sitio y las que ya han sido penalizadas en otros sitios, entonces Safecont le otorga una puntuación de peligrosidad a toda tu web, a los grupos de URL más peligrosos y también URL por URL. Así podrás trabajar primero allí donde tienes más problemas. Si quieres echar un vistazo lo podrás hacer aquí: R33KSAAS

Si tanta gente utiliza Safecont es por algo. Si tu no lo utilizas, te reto a que hagas un análisis y ya verás como pensabas que tu sitio web no tenía problemas de ningún tipo y Safecont te detecta multitud de ellos. El verdadero problema no es tener problemas sino no resolver esos problemas.

Para cualquier otra cosa, Cráneo Previlegiado.

 

César Aparicio

Suscríbete al blog de Cráneo Previlegiado