-   - 

Link building por Cráneo Previlegiado

Eva Martín  @JadedMorgan
César Aparicio @eCesarAparicio

Guía descargable en PDF: Link building 

(a partir del miércoles 20 por la mañana)

 

La guía en español de iniciación al link building más exhaustiva

Cráneo Previlegiado

<< Puedes descargar la guía con contenido más visual y mejorado en formato PDF haciendo click aquí: link building >>

 

Si hay algo que ha hecho avanzar a la sociedad tecnológica ha sido la difusión del conocimiento y las posibilidades de acceso al mismo. Internet, como en su día por ejemplo la imprenta de caracteres móviles, ha permitido que muchas más personas dispongan de información y al mismo tiempo, que generen información para otras. Todo, en última instancia, en beneficio de todos.

Esta guía que hemos creado sobre link building en español tiene una finalidad: hacer accesible el link building a aquellas personas que quieran comenzar y desarrollarse profesionalmente en el mundo del SEO. Actualmente con una simple búsqueda en Google, podemos encontrar gran cantidad de artículos sobre link building, unos mejores que otros. Esto no siempre fue así. Cuando en Cráneo Previlegiado comenzamos a hacer link building, no había apenas información sobre el tema, casi no había artículos (mucho menos en español), la mayor parte las empresas dedicadas a la venta de enlaces que hoy conoces no existían y, en definitiva, había muy poca información de la que aprender, a diferencia de hoy donde lo difícil entre tanta información es discernir cuál es buena o válida y cuál no. Es por ello que nosotros decidimos crear un texto lo más completo posible que permitiese aglutinar la máxima cantidad de información de una sola vez. Nosotros en los comienzos lo pasamos mal, ahora intentamos que otros no tengan esas dificultades.

 

 

Hay quien pensará que publicando en Cráneo Previlegiado este tutorial tiramos piedras contra nuestro propio tejado, pues lo que nos generamos es más competencia. No. Considero que la competencia, si es lícita, siempre es buena pues hace avanzar a la sociedad y evita que nos durmamos en los laureles. Si alguien tiene miedo a la competencia es porque es poco competitivo, y ciertamente sí es un motivo por el que sentir miedo.

Confiamos en que lo disfrutéis y saquéis partido, a vuestra salud y a la nuestra. Y recuerda: ¡el link building es mucho más que conseguir enlaces!

 

Agradecimientos

A Eva, quien con su esfuerzo y dedicación ha logrado redactar la gran parte de este tutorial gracias a sus conocimientos. No es fácil. Puedes sentirte orgullosa.

A continuación, a Celia Villarino, quien ha editado magníficamente la versión en PDF de esta guía, no solo de manera estética, sino aportando un valor tangible espléndido, a la altura de su persona.

Por último, gracias a la comunidad SEO hispano hablante que me ha abierto tantas puertas. Que siempre me ha tratado tan bien. Y de la que me siento plenamente orgulloso porque hay mucho nivel y, lo que es más importante, calidad humana.

César Aparicio
Cráneo Previlegiado

Glosario de términos

– Backlink: enlace entrante, el que recibe un sitio web concreto desde otro. Todo enlace es a su vez un backlink o un enlace entrante, y un link saliente.

– SEO on page: optimización para posicionamiento orgánico en buscadores que se gestiona dentro del propio sitio web.

– SEO off page: optimización que se realiza fuera del propio sitio web.

– Anchor text o texto ancla: palabra o conjunto de palabras en las que se inserta un enlace.

– PageRank: método algorítmico desarrollado por Google para determinar la importancia de los sitios web basándose en los enlaces entrantes.

– Landing page: página de aterrizaje o de destino a la que se llega tras hacer clic en un enlace.

– Query: consulta, duda o pregunta. En SEO, será la consulta que se le hace al buscador para que muestre resultados.

– Sitewide: hablando de enlaces, son los que se replican en todas las páginas de un sitio web. Serán links sitewide los que se colocan en el footer o en la barra lateral, por ejemplo.

– Keyword stuffing: sobreoptimización de los textos basada en la repetición de una o varias palabras clave, o combinación de otras muy similares, con la intención de posicionar por ellas. Técnica considerada como spam desde hace muchos años.

– Crawler: rastreador, robot, bot o araña que inspecciona y rastrea las páginas de los distintos sitios web. Es un pequeño programa informático que funciona de manera automática para obtener información de las páginas que visita y generar un índice.

 

1. ¿Qué es el link building?

Definición:

El link building (construcción de enlaces) consiste en el conjunto de estrategias y técnicas que componen el SEO off page (estrategias SEO que dependen de terceros y que mejoran el posicionamiento en buscadores de páginas web) orientadas a la obtención de enlaces que apunten a una página concreta para mejorar su posicionamiento en los buscadores. A estos enlaces entrantes también se les denomina backlinks, y deben tener unas características específicas para cumplir con unos niveles de calidad concretos.

La importancia de los links (enlaces) viene de la consideración de los mismos como recomendaciones o votos. Antes de la existencia de internet, ya existía la necesidad de crear sistemas de organización de bases de datos (bibliotecas, por ejemplo). Estos sistemas llamados índices de citación, servían para la organización de archivos sobre cuestiones científicas y universitarias. A través de estos índices se determinaba si un trabajo académico era bueno o no dependiendo de cuántas fuentes le mencionaran. Es decir, cuantos más trabajos le citaran, más relevante se entendía que era la obra (el contenido) citada.

Estas citas serán sustituidas en el mundo online por enlaces. En 1996, los fundadores de Google crean un método algorítmico denominado PageRank para determinar la importancia de los sitios web basándose en unos principios:

– Relevancia de los enlaces entrantes.
– Los links son interpretados como votos o recomendaciones. Cuantos más links recibe una página web, más “valor” le otorgan los buscadores para posicionarla mejor.
– Todos los votos son considerados iguales.
– Las páginas que más votos o enlaces reciben, son las más importantes.
– Los votos que una página puede emitir transfieren parte de su fuerza a las páginas que enlaza.

El PageRank fue el primer paso hacia una mayor calidad en los resultados de búsqueda. Permitió un salto cualitativo considerable gracias a mejorar la ordenación de la información en internet. Hasta la fecha, los sistemas de ordenación se basaban en principios muy simples como por ejemplo ordenaciones alfabéticas.

La premisa fundamental en la que se basan los motores de búsqueda para posicionar una página más arriba o más abajo en los resultados de búsqueda es que el resto de sitios no la enlazarían si no fuera buena, igual que en el mundo offline no recomendarían si no lo fuera. Si una página es enlazada por muchas otras, significa que es importante. Al recibir muchos links, se considera que contiene información relevante o de interés, ya que otros sitios web la recomiendan.

Hace unos años se podía conseguir que una página se posicionara de las primeras en los motores de búsqueda simplemente consiguiendo los links suficientes que la apuntaran. Más links (sin atender a su calidad), mejor posicionamiento. Era común la compra de paquetes de enlaces, que en la mayoría de los casos eran de páginas spam o de mala calidad. Las reglas han cambiado mucho desde entonces. Ahora esos backlinks tienen que tener unas condiciones específicas para ayudarnos a posicionar.

Relación entre dominios de referencia y las posiciones en el ranking de Google. Fuente: Backlinko
Relación entre cantidad de dominios de referencia de los enlaces entrantes y las primeras posiciones en Google. Fuente: https://backlinko.com/search-engine-ranking

Una página muy buena con un gran contenido, no va a posicionar correctamente si no recibe enlaces. Google no podría saber que esa página es realmente de calidad, porque eso es algo muy subjetivo, y sus algoritmos se basan en datos y no conjeturas. Los links le ayudan a encontrar esas páginas y entenderlas como recomendables, y por lo tanto, buenas.

Los motores de búsqueda quieren que sus usuarios encuentren los mejores resultados para ellos, y se sobreentiende que normalmente esos son los más recomendados. Si una página nunca ha recibido ninguna recomendación, se piensa entonces que no tiene la calidad suficiente para mostrarla en posiciones altas para las búsquedas de los usuarios. Es aquí donde la estrategia que se escoja de link building va a tomar relevancia. Un sitio web recién creado puede ser realmente bueno, pero al ser nuevo nadie sabe de él y no recibirá enlaces. Será necesaria una buena estrategia de SEO on page y off page para conseguir que escale posiciones.

Si sólo pensamos en los contenidos, muchas páginas podrían considerarse similares, pero son los backlinks los que marcan la diferencia. Cuando los otros factores son iguales, los enlaces se convierten en el factor SEO decisivo. Hacer link building no es fácil, hace falta creatividad, tiempo y presupuesto, y dependiendo del nicho en el que trabajes se podrán utilizar unas técnicas u otras.

 

Objetivos:

La razón principal por la que hacemos link building no es conseguir enlaces o mejorar el posicionamiento SEO de cierta página para una keyword concreta. Esto es un medio para otro fin mayor, que será el objetivo real de la empresa que requiere estos servicios, y puede ser: aumentar las compras en el sitio web, mejorar su tráfico para unas landing pages (páginas de aterrizaje) concretas, descargar un archivo, rellenar un formulario o cualquier otro tipo de conversión. Nuestros esfuerzos durante toda la estrategia deben ir orientados hacia esos fines. En resumen, un mayor número de enlaces bien puestos y de calidad hacia una página, la situarán en posiciones más altas en los buscadores para las querys (búsquedas o consultas) que le interesan, por lo que el tráfico orgánico hacia el sitio web aumentará y con él sus ingresos por ventas, impresiones, registro de leads o lo que corresponda.

De todos modos, hay una serie de objetivos que aspiramos a alcanzar cuando realizamos una campaña de link building:

– Posicionamiento orgánico en buscadores:
Aunque no es el fin último que quiere la empresa, sí que es muy importante. El link building es un factor clave de posicionamiento. Se podría decir que sin enlaces no hay posicionamiento, incluso para nichos muy poco competidos, un enlace puede suponer la diferencia en que obtengas o no una buena posición en el ranking de Google.

La URL que no recibe ningún enlace, no se encuentra

Una URL que no recibe enlaces va a ser muy difícil de encontrar. Fuente: https://craneoprevilegiado.com/se-puede-posicionar-sin-enlaces/

Las estrategias a seguir dependerán del mercado en el que te encuentres, y en palabras clave muy competidas tendremos que apostar más fuerte y hacer más link building que en otros entornos.

– Aumentar la autoridad de dominio y de página:
Los enlaces de calidad otorgan autoridad a la página que enlazan, ya que transmiten parte de la suya propia.

– Mejorar el tráfico:
Los enlaces en páginas web buenas y del mismo sector, temática, país e idioma que la que intentamos posicionar nos traerán un mayor número de visitas y, a priori, de mayor calidad. Ya sea, porque ayudan al posicionamiento como parte fundamental del SEO off page, como por el tráfico referido desde los sitios que nos enlazan.

– Mejorar la visibilidad de la marca o empresa:
Esto va unido a la mejora en el posicionamiento y en el tráfico. Si una página aparece de las primeras en los resultados del buscador y es enlazada por sitios relevantes, no sólo se vuelve más visible para los usuarios sino que además transmite confianza.

– Mejorar en los estándares de calidad del buscador:
Los links que recibe un sitio web le otorgan no sólo valor puntual por cada link que recibe, sino que además le otorgan valor semántico al contenido enlazado (con todo lo que ello implica).

 

Historia y orígenes del link building:

Los orígenes de los enlaces, así como de los SEO, se encuentran antes del nacimiento de Google, cuando Yahoo y AltaVista encabezaban la lista de buscadores. Durante los años noventa, los motores de búsqueda funcionaban de forma manual, como una especie de directorios en la que los dominios interesados en aparecer en el buscador debían solicitarlo.

El orden de los primeros buscadores solía ser alfabético, y los SEO de ese momento ya se interesaban por las palabras clave, los títulos y los anchor texts (textos ancla de los enlaces), aunque no existía el link building propiamente dicho.

Ante la problemática del orden en los buscadores, Larry Page y Sergey Brin desarrollaron el algoritmo del PageRank en 1996 como parte de un proyecto universitario de creación de una nueva clase de motor de búsqueda. Este algoritmo pretendía funcionar como métrica de la importancia de las páginas web, siendo uno de los puntos fundamentales el hecho de que esa página fuera muchas veces enlazada por otras páginas. Muy resumidamente, a mayor número de enlaces entrantes a una página, mayor PageRank. El 4 de septiembre de 1998, Page y Brin fundaron Google, estrenando su motor de búsqueda en ese mes.

Primer logo de Google
Primer logo de Google. Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Logo_de_Google

 

Google fue cogiendo impulso muy deprisa y los SEO se interesaron por conocer su funcionamiento exacto. Es en estos momentos cuando surge el link building tal y como lo conocemos, potenciado por el valor evidente de los enlaces y los anchor texts como factores de posicionamiento (temáticos), y por el algoritmo del PageRank, que otorgaba valor a las páginas que recibían backlinks.

Pero, aunque lo que se pretendía era que las páginas de alta calidad posicionaran mejor, el PageRank marcó el nacimiento de la compraventa de enlaces. Había una cosa clara, si conseguir muchos backlinks te ayudaba a obtener una mejor posición en los rankings (lo que significaría mayores ingresos), tenías que hacerte con todos los que pudieras, con lo que empezaron a utilizarse estrategias no del todo honestas.

Una de las cuestiones básicas que los buscadores necesitaban tener en cuenta para posicionar en los rankings un contenido u otro, era entender de qué contenido se estaba hablando. Se sabía que una página web con muchos enlaces entrantes era más relevante que otra que recibía menos, pero solo eso no valía para determinar en qué era más relevante una que otra. Es decir, una página es relevante, ¿pero en qué tema? Para solventar esta cuestión, se utilizaba lo que se denomina anchor text, que básicamente es el texto que se utiliza en los enlaces (el texto sobre el que, al hacer clic, nos envía a otra página web).

Por tanto y a modo de símil, imaginemos que una página web que habla de libros, por ejemplo, está recibiendo enlaces desde otras y que estos enlaces utilizan el anchor text libros. Entonces, cuando un usuario busque libros en el buscador, éste le mostrará entre los primeros resultados la página web que recibía muchos enlaces con el texto ancla: libros, porque entiende que es relevante por el número de enlaces que le están apuntando y porque, obviamente, habla de ese tema (tal y como dicen los anchor texts de los links que recibe y que usan la palabra libros).

Algunas de las técnicas que se usaban:

– Publicación de un mismo artículo en varios sitios.
– Tener un patrón de backlinks con anchor text de palabra clave exacta.
– Enlaces desde el footer, o desde la barra lateral (sidebar) que replicaban ese enlace en todas las páginas de un sitio (links sitewide).
– Granjas de enlaces o similares.
– Enlaces desde directorios. Los directorios de baja calidad serían duramente castigados posteriormente.
– Enlaces masivos desde sitios de temática, idioma, etc. distintos a la página que enlazan.

Aunque se sabía que esto no era lo que Google quería, en un primer momento no se rechazaron ni penalizaron contundentemente estas prácticas, debido a la precaución que tenía el buscador ante modificaciones severas en sus rankings que conllevaran fluctuaciones de posiciones no correctas.

Estas técnicas resultaban más o menos sencillas y hasta las agencias de White Hat SEO las utilizaban porque funcionaban y, con un uso inteligente, tenían poco riesgo. De hecho, en sitios grandes que recibían muchos enlaces, no era raro encontrarse con paquetes de cientos de links en directorios o en artículos, y en la mayoría de los casos no se veían penalizados. Incluso en sitios pequeños funcionaba esa estrategia a veces si esos links iban acompañados de otros de buena calidad que los camuflaban o diluían su valor.

De todos modos, no tardaría en cambiar la situación con la introducción del atributo nofollow (ver más adelante) a mediados del año 2000 para combatir el uso “inapropiado” de los enlaces generados masivamente que enturbiaban los datos que los motores de búsqueda otorgaban a los sitios web. Por tanto, muchas veces se veían obligados a mostrar, ante las búsquedas de los usuarios, resultados de baja o pobre calidad antes que otros que eran mejores pero con menos enlaces entrantes. La sucesión de cambios, adaptaciones, modificaciones o como se les denomina dentro del SEO, updates, es una constante. Entre los más relevantes destacaron, en 2011, Google Panda (y sus posteriores modificaciones), que supuestamente no afectaba directamente al link building pero fue uno de los grandes pasos contra los sitios de baja calidad y de contenido pobre u orientado a generar ingresos derivados de técnicas consideradas spam (ubicaciones de publicidad dentro del sitio, etc.). Un año después se lanza Penguin, que va un paso más allá y sirve como complementación a Panda en la lucha contra el spam y la baja calidad. A Penguin siempre se le ha relacionado más con la calidad de los enlaces, en tanto que enlaces salientes de webs con estándares de calidad adecuados. Los esfuerzos del buscador en su lucha contra el spam y los contenidos de baja calidad se pueden observar en los cambios de algoritmo que ha realizado en los últimos años.

Tweet de Matt Cutts sobre Penguin.
Enlace que cita en el tweet: https://webmasters.googleblog.com/2012/04/another-step-to-reward-high-quality.html

 

Por ejemplo, con Penguin se vio de repente como páginas bien posicionadas pero de baja calidad y con un perfil innatural de enlaces perdían gran cantidad de posiciones o, lo que es lo mismo, se iban al olvido. Las técnicas del pasado como el keyword stuffing y los patrones de links artificiales ya no funcionaban o se habían vuelto mucho más arriesgadas o ineficientes.

Sabiendo esto, ¿deberíamos pensar que el link building como estrategia ha llegado a su fin natural? No, ni mucho menos. Lo que ha sucedido es que la forma de trabajar ha cambiado. La evolución de la técnica va acorde a la tecnología disponible en el periodo de tiempo en el que se realice. Los enlaces siguen siendo cruciales para el posicionamiento en buscadores, pero hay ser prudentes y metódicos a la hora de realizar una estrategia de este tipo.

Desde la llegada de Penguin, Google ha prestado mucha atención y ha intentado controlar las técnicas de construcción de enlaces de baja calidad (también antes, pero de manera menos explícita salvo algunas excepciones). Buena parte de las páginas que utilizaban técnicas con automatización de cualquier tipo (sistemas de creación de enlaces automáticos mediante el uso de algún software) han sido duramente penalizadas y aunque se siguen utilizando, no con tanta asiduidad como antaño, son mucho más arriesgadas que antes (por fácilmente detectables). Google ahora tiende a devaluar cualquier construcción de enlaces que se encuentre fuera de lo que él considera natural o que incumpla sus directrices.

 

2. Enlaces

Un enlace es un vínculo que se establece entre dos puntos (URL). En lo que al SEO se refiere (y más), podemos decir que es una vía para ir de una página a otra de diferente sitio web (SEO off page), o para ir de una landing a otra dentro de un mismo dominio (SEO on page). Esta vía aporta un valor al SEO. Como ya hemos visto, los enlaces son uno de los factores más importantes para el posicionamiento en buscadores (a día de hoy el más relevante). Los enlaces o hiperenlaces, permiten que los rastreadores (crawlers) encuentren las diferentes páginas web a lo largo y ancho de internet, pasando de una página a otra. Básicamente, sin enlaces la información sería inaccesible o muy difícil de encontrar para los motores de búsqueda y por tanto el funcionamiento de internet como lo conocemos sería imposible.

 

Tipos de enlaces:

Según su lugar de salida/entrada:

– Saliente: desde mi página web hacia otra.
– Entrante/Backlink: los que recibe mi web. Los que tienen mayor importancia en el link building.
– Enlace único por página: sólo un backlink (por ejemplo, en un artículo dentro de un blog).
– Sitewide: en todas las páginas de un sitio. Enlace que se coloca en la página principal de una web (home) y se replica en todas sus páginas internas, con lo que nos envía muchos backlinks.

 

Según su adquisición:

1. Naturales:

Enlaces generados de forma natural, es decir, páginas enlazan a tu contenido para compartirlo porque consideran que es bueno. Como el contenido de tu sitio es de calidad, recibes links sin necesidad de elaborar ninguna estrategia de link building. Este es el tipo de enlaces que quiere Google.

2. Construcción de enlaces manual:

Enlaces en los que sí es necesario utilizar técnicas para conseguirlos. Se elabora una estrategia para lograr que otros enlacen al contenido que pretendemos posicionar. Tendremos que hacer una propuesta de valor para explicar por qué es positivo para la otra web tener un enlace apuntando hacia nuestro sitio.

3. Creados por el propio SEO:

Crear enlaces en directorios, foros, comentarios de blogs, redes de sitios de gestión propia etc. Estos links suelen tener un valor más bajo (valor de calidad que otorga el buscador a ese enlace), pero en algunos sitios web pueden tener cierta repercusión positiva. Los motores de búsqueda siguen devaluando determinados tipos de enlaces creados por los SEO, ya que los consideran spam y penalizan a las páginas web que los usan en exceso, con lo que es mejor no recurrir a este tipo de backlinks, y si se hace, tener precaución.

También podemos distinguir los enlaces entre nofollow y dofollow (o follow). Un enlace nofollow consiste en un enlace normal (dofollow o follow) al que le incluimos el atributo nofollow. Su estructura sería: <a href=”http://www.ejemplo.com” rel=”nofollow”> anchor text </a>
Estos enlaces tienen la apariencia de un link normal para los usuarios que observan la web, pero tienen la peculiaridad de que el crawler del buscador no los sigue y por tanto no transmiten valor a la página que enlazan. Poner un enlace follow significa que estamos enviando una parte de la fuerza de nuestra página, sin perderla nosotros, a la otra que recibe ese link, sin embargo, los enlaces nofollow no traspasan PageRank a las URLs que enlazan.

 

¿Cuándo utilizaremos un enlace nofollow?

Por lo general, en cualquier sitio en el que nos pueda interesar poner un enlace por el tráfico que nos pueda generar o por dejar nuestra presencia de marca y hacer branding, pero que no nos resulte de confianza. Por ejemplo: en comentarios de blog, en firmas de foros, enlaces recurrentes tipo sello de empresa (por ejemplo, los habituales: web creada por empresa XXX S.L.), etc.

Lo que ayuda realmente a mejorar en los rankings es utilizar enlaces follow. Aunque sin duda, es mejor para una página incluir un enlace nofollow que no incluir ninguno. Sería muy sospechoso un sitio web sin links o que contiene un solo enlace follow y el resto nofollow, ya que daría la apariencia de que queremos guiar al buscador hacia un enlace concreto. Hay que tener un equilibrio y mantener un aspecto natural.

Respuestas de John Mueller sobre la importancia de un enlazado natural.

 

¿Dónde se puede poner un enlace?

– En un artículo que contenga enlaces salientes: desde un artículo, pueden enlazar a nuestro site poniendo un link hacia nuestra home o hacia una categoría, una landing page, etc.
– En una imagen.
– En widgets. Poco recomendable por el abuso que se ha hecho de esta técnica (entre quienes la han usado excesivamente, se encuentran las grandes marcas de internet, gracias a sus contratos de afiliados).
– En el footer, sidebar, blogroll, etc. Son enlaces que se repiten en todas las páginas del sitio que nos enlaza, sitewide. Como en la mayoría de los casos, lo negativamente que nos puedan afectar estos enlaces dependerá de nuestro nicho, de la cantidad de enlaces que apuntan a nuestro sitio web y de la calidad de los mismos.

 

¿Cómo se enlaza?

En algunos sitios podremos elegir el anchor text con el que nos enlazan.

– Con palabra clave exacta. El anchor text exacto era la mejor forma de posicionar haciendo link building.
– Usando directamente la URL del sitio al que se enlaza.
– Con el nombre de la página a la que enlazamos o uno de sus apartados.
– Usando palabras genéricas (de sentido amplio).
– Usando palabras relacionadas.

Suele decirse que no se debe abusar del anchor text de palabra clave exacta, que deben ser variados, pero eso es un concepto general y la realidad dependerá del mercado en el que nos encontremos.

A la hora de seleccionar el tipo de texto ancla debemos tener en cuenta una cosa, Google puede saber que estamos intentando forzar una palabra clave. Es decir, ve el lenguaje de una forma matemática y sabe que, si normalmente la construcción de una frase se hace de una forma, lo más natural es que cuando aparezca otra similar, se haga de la misma. Por ejemplo, comprenderá como anchor text natural la expresión centro de deportes, pero si ponemos centro deportes podría verlo como que estamos manipulando el anchor para alterar los resultados de búsqueda.

Google, si se empeña, puede saber qué artículo es invitado o patrocinado dentro de un blog por su estructura, su longitud, las palabras utilizadas o la correlación existente entre las mismas, ya que es capaz de reconocer la forma de ese post y entender que no es del tipo habitual que suele tener ese blog.

Estamos encaminados hacia una web semántica, y cada vez es más fácil para los motores de búsqueda relacionarnos a unos con otros y con unas temáticas concretas mediante las palabras que usamos. La co-citación y la co-ocurrencia (simultaneidad) siguen esta línea en el sentido de que, si hablando de un tema se cita siempre a una persona, semánticamente Google entenderá que esa persona es “experto” (authority) sobre la materia de la que hablábamos.

 

Cómo valorar un buen enlace:

Son varias las cuestiones fundamentales para determinar si un enlace es de calidad y favorece en el posicionamiento orgánico de una web, sin embargo, estas características no hay que tomárselas al pie de la letra pues siempre hay excepciones.

– Temática:
La temática del sitio que nos enlaza debe ser similar a la del nuestro. Siempre habrá casos en los que no sea exactamente nuestro campo, pero tiene bastante relación. Si es un enlace así entre muchos, no sólo no nos perjudicará sino que a lo mejor hasta nos beneficia.

– Idioma:
Por regla general, deben enlazarnos sitios que sean del mismo idioma que nuestra página web. Se estima que lo más lógico es que nos enlacen sitios que sean en nuestro idioma. No será negativo tener entre nuestros backlinks alguno en otra lengua, pero no debería de ser lo común. Como en el caso de la temática, obviamente caben excepciones.

– Calidad del sitio:
Hay muchas cosas que afectan a la calidad de un sitio. Sus contenidos deben ser únicos y relevantes, y tienen que estar actualizados, pero también se podrían tener en cuenta unas métricas específicas para determinar su autoridad e importancia. La calidad es algo subjetivo pero podríamos basarnos en determinadas métricas para comprobar por ejemplo que si una web ha perdido con el tiempo mucho tráfico, es posible que esté penalizada y por tanto sea un sitio de poca calidad. Otro ejemplo de sitio de mala calidad son aquellos creados ex profeso para la venta de enlaces que en muchas ocasiones suelen estar agrupados dentro de una red de sitios con misma estructura o pertenecientes grupos con mismas IPs (alojadas en los mismos host) o registradas bajo el mismo nombre de registrador, etc.

– Enlaces entrantes (backlinks):
Una web puede tener la apariencia de un sitio de calidad, pero estar recibiendo muchos links malos, por ejemplo, por haber comprado un paquete de enlaces o por estar recibiendo un ataque de SEO negativo. Si ese sitio web nos enlazara, al final nos podría perjudicar (no quiere decir que nos perjudique con total certeza pero cabe la posibilidad en función del número de sitios perniciosos que nos enlacen, el número de sitios de calidad que nos enlacen, etc.).

– Enlaces salientes:
Si un blog nos pone un link y tiene demasiados enlaces salientes hacia diversos sitios, aunque las páginas que enlace no sean necesariamente de baja calidad, Google pensará que esa página no tiene criterio para enlazar y diluye la fuerza de los enlaces salientes. Será mejor para nosotros que nos vinculen a una web más restrictiva a la hora de poner enlaces.

– Tráfico:
Si una página web cumple con los requisitos anteriores pero tiene un tráfico muy bajo (según el nicho en el que trabajemos la cantidad de tráfico se medirá de forma diferente), tal vez no nos interese incluir un link en ella. Esta métrica la usaremos con mucha prudencia pues depende de muchos factores, como el sector, el idioma, la antigüedad, etc.

 

¿Qué enlaces funcionan mejor?

1. Los backlinks desde páginas web de autoridad de tu misma temática. Son páginas de nuestro campo que tienen bastante tráfico cualificado y reciben buenos enlaces.

2. Enlaces desde medios de comunicación nacional. Periódicos y revistas nacionales con gran cantidad de tráfico y autoridad. Su audiencia es más variada que en el caso anterior ya que atiende a todo tipo de temáticas. También son muy útiles los de medios de comunicación local. Con autoridad y un tráfico más segmentado por localidad.

3. Desde blogs temáticos. Tienen menos tráfico y autoridad, pero también es más sencillo conseguir un enlace.

Es importante saber que no sólo podemos tener enlaces de webs de mucha autoridad porque tiene que ser natural, y no es natural que sólo nos enlacen sitios “buenos”.

Hace no mucho (2018), Google hizo saltar las alarmas con los enlaces en medios de comunicación. John Mueller concretaba que los links provenientes de notas de prensa los ignoraban (ni beneficiarían, ni perjudicarían), ya que muchas veces los ponen las propias compañías y no son links naturales.

Más serio se puso todo poco tiempo después, tras actualizarse la documentación oficial de Google sobre esquemas de enlaces. Así, el guest posting a gran escala, anchor text optimizados en artículos o notas de prensa, y los enlaces en publirreportajes, pasaban a ir en contra de las directrices del buscador. John Mueller añadió que que los comunicados de prensa tendrían que tratarse como anuncios, y que en este caso, los enlaces deberían ser nofollow. Sin embargo, si se actúa con criterio se le puede sacar partido a este tipo de estrategias.

Lo que inicialmente afectó a medios de comunicación, pronto se extendió por todos los sectores, llegando avisos de acciones manuales por enlaces artificiales. Por tanto, hay que trabajar con una precaución máxima y hacer las cosas correctamente, ahora más que nunca.

 

3. Cómo hacer una campaña de link building

No hay una forma exacta y concreta de hacer una campaña de link building. Cada empresa o compañía, dependiendo de su sitio web, sector y competencia, tendrá unas características diferentes a las que tendremos que adaptarnos cuando queramos llevar a cabo la estrategia.

De todos modos, aunque no haya un proceso fijo es necesario seguir un orden. La planificación y el análisis son muy importantes, pero no debemos dejar que nos limiten a la hora de explorar otras vías.

 

Ejemplo de una campaña de link building:

1. Buscar las metas, crear estrategias para conseguirlas y vender esas estrategias
2. Averiguar la situación del cliente
3. Identificar bienes y recursos
4. Analizar nuestro sitio web y el de la competencia
5. Cómo debe ser un buen perfil de enlaces
6. Identificar las técnicas y herramientas que queremos utilizar
7. Planificación y calendario de acciones a realizar
8. Encontrar destinos en los que poner un enlace a nuestro sitio web
9. Seguimiento
10. Informes

 

1. Buscar las metas, crear estrategias para conseguirlas y vender esas estrategias:

El link building ya no es tan sencillo como antes. Debido a las malas prácticas y los intentos por eliminarlas, la construcción de enlaces se ha vuelto mucho más complicada y lleva un tiempo conseguir resultados. Por eso, lo primero que hay que hacer ver a nuestro cliente a la hora de ofrecerle la campaña es que los resultados no son algo inmediato.

Desafortunadamente, el link building es una de las actividades más difíciles de medir. De todos modos, hay cosas que podemos observar para medir el valor de un link y establecer una escala de medición:

Resultados de búsqueda:
Una de las mejores formas de determinar cómo de alto valora un motor de búsqueda a una página concreta es buscar las palabras clave y las frases para las que está intentando posicionar.

Enlaces entrantes (backlinks) de los competidores:
Podemos examinar los links que reciben las páginas que compiten por posicionarse para nuestra keyword. Esto nos ayudará a entender cómo ascender en el ranking por esa palabra clave e incluso podríamos intentar conseguir algunos de esos enlaces.

Tráfico potencial de referencia:
Una característica importante que debe tener un enlace es el posible tráfico cualificado que pueda enviar a tu página. Es decir, no sólo debemos enfocarnos hacia los motores de búsqueda, sino también en atraer visitantes valiosos a nuestro sitio web.

Métricas de terceros. Ejemplo Moz (citamos esta métrica porque en el pasado era muy común su uso y muchos lectores la encontrarán en artículos relacionados, sin embargo su validez en la actualidad está en entredicho en buena parte de la comunidad SEO):
Domain Authority (D.A.) o Autoridad de Dominio y Page Authority (P.A.) o Autoridad de Página son métricas de Moz para saber cómo posicionan respectivamente un dominio y una página por cualquier consulta.

Moz
Moz.

 

Para hacer entender a nuestro cliente porqué necesita una campaña de link building, las actividades que se pueden realizar varían dependiendo del sitio web y el tipo de mercado con el que trabajemos. Por lo general, tendremos que saber qué es lo que les importa a nuestros contactos, cuidar mucho la relación con los clientes potenciales, comprendernos entre nosotros. Debemos identificar las metas de la empresa, enfocarnos en ellas y en cómo el Link building nos puede ayudar a conseguirlas. Lo principal para una empresa es convertir, vender su producto o servicio, por lo que no debemos olvidarnos de que nuestra función complementa a la principal, pero no es la principal.

Adquirir backlinks no es una meta, no es el resultado final que quiere la empresa. Los enlaces son un medio para lograr unos objetivos. Tendremos que buscar la forma de conectar el Link building con la consecución de las metas de negocio, y para ello nos centraremos en encontrar el tipo concreto de links que vayan enfocados a conseguirlas. Es decir, buscaremos los sitios web más apropiados para colocar un enlace y seleccionaremos como URL de destino las páginas de la web de nuestro cliente que estén orientadas a esos objetivos.

No prestaremos atención al número de enlaces. No es posible ofrecer un número concreto de backlinks porque incluso aunque pretendieras comprarlos, es muy difícil saber la cantidad exacta que podemos conseguir o necesitar, con lo que decir cualquier cifra sería un error. Establecer una cantidad, sólo nos generaría presión, ya que, dependiendo del sector o nicho en el que trabajemos, requeriremos un número diferente de links. Además, es muy posible que, aun consiguiendo la cifra prometida, no se comprenda el valor que tienen realmente esos enlaces.

Tendremos que establecer unas metas u objetivos a corto, medio y largo plazo, que sean alcanzables y que interesen a la empresa de la página que queremos posicionar.

 

2. Averiguar la situación del cliente:

Tenemos que saber a qué nos enfrentamos, una vez que nos hemos informado de los datos generales de la empresa con la que trabajamos y su industria, tenemos que profundizar más allá para ir confeccionando nuestra estrategia. Para saber desde qué punto partimos, tendremos que conocer la situación de nuestro cliente: cuáles son sus factores clave de ingresos, cómo son sus consumidores, qué debemos conseguir con nuestra campaña y en qué consistió el anterior trabajo de SEO que tuvo la página (si lo tuvo).

Pero para añadir el máximo valor posible a nuestra estrategia tendremos que conocer todos aquellos recursos que nos puedan servir para ayudar a la campaña de Link building. Por ejemplo, qué recursos merece la pena que sean enlazados o de qué sitios le gustaría a la empresa recibir un enlace.

 

3. Identificar bienes y recursos:

Los recursos de link building son todo aquello que nos pueda ayudar a adquirir un enlace. Es difícil que consigas un link sólo pidiéndolo, a veces puede ocurrir, pero si realmente queremos conseguir ese enlace, hay que ofrecer algo de valor real que pueda utilizar esa empresa (incluso para otros departamentos).

Uno de los recursos que suelen considerarse más importantes es el contenido. Se escucha muy a menudo la frase: “el contenido es el rey“, pero esto no es así, no lo es todo. Se suelen sobreestimar los contenidos. Además, tener un buen blog y generar contenido de calidad no da los mismos resultados a unos tipos de páginas que a otros, una vez más, depende del nicho en el que nos encontremos.

El contenido es importante, pero lo que realmente marca la diferencia es la proposición de valor general. Cuando solicitamos que nos pongan un link, lo que ofrecemos a cambio del mismo es lo que terminará consiguiendo ese enlace. Normalmente, suele ser una combinación entre contenidos y marketing, pero muchas veces esa proposición de valor puede no tener que ver directamente con el sitio web que intentamos posicionar.

Proposiciones de valor:

Cada proposición debe ser única y estar enfocada al sitio web en el que queremos que nos pongan un enlace. No se ofrecerá lo mismo para una página muy grande que recibe mucho tráfico que para un blog más pequeño. Por ejemplo, la proposición de valor primordial está en el propio contenido generado, que será positivo tanto para quien enlaza como para el enlazado, a la vez que ese valor repercute en la satisfacción de los lectores. En otras ocasiones el valor suele ser simplemente dinero. Pagar puede conseguir un enlace en casi cualquier sitio, aunque es mejor tener cuidado con eso, porque es una infracción de lo que Google considera sus buenas prácticas. Otras proposiciones de valor pueden ser la influencia, si somos muy amigos de alguien, o el propio sitio web de nuestro cliente si su contenido y lo que ofrecemos es realmente bueno. A veces, fingir que salimos del aspecto comercial y dar algo como regalo (actuación que también infringe las reglas de buenas prácticas de Google), sin esperar nada a cambio, puede ayudar a conseguir más enlaces.

La mayor parte del tiempo, se hará una labor conjunta entre las dos partes, nuestra página (la que quiere ser enlazada) y la que queremos que nos ponga el enlace. Nuestra función será la de demostrar que el sitio web que queremos posicionar merece la pena ser enlazado. En casos en que el sitio tenga mucha autoridad, como puede ser un periódico relevante, habrá que pagar mucho o contar con una proposición de valor muy interesante, o de otro modo no le interesará. Sin embargo, apostar por algo más pequeño, como un blog local, resultará mucho más sencillo. De todos modos, en este caso concreto, si queremos que nos enlace un blog local, la empresa o negocio con la que trabajamos deberá encontrarse en ese lugar y tener una cierta calidad para que tengamos una oportunidad, lógicamente.

Además de las proposiciones de valor, hay que tener en cuenta que tratamos con personas y que la psicología es importante. Hay que prestar atención a cuándo y cómo contactar con la página que nos interesa. Si escribimos justo antes del fin de semana, o de vacaciones, ¿qué posibilidades hay de que lean el mensaje, se interesen y nos pongan un enlace? Pocas. Si escribimos en horario laboral, evitando la primera hora de la mañana para que nuestro email no se pierda entre la multitud, nuestra acción tendrá mucho más impacto.

Cuando la página que queremos posicionar es de una empresa con contenido comercial, nos podemos encontrar con sitios web que no lo quieran enlazar. Tendremos que intentar que nuestra propuesta de valor sea lo suficientemente fuerte y buena como para que les parezca oportuno enlazar al contenido sin importarles que tenga fines comerciales. A veces, apartarte un poco de tu sitio web y dar una apariencia más cercana te puede ayudar a conseguir ese link. Las cosas pequeñas cuentan, dar importancia a ciertos detalles puede determinar que consigamos o no un enlace.

 

4. Analizar nuestro sitio web y el de la competencia:

Tendremos que analizar nuestro perfil de enlaces y el de aquellas páginas que posicionan por nuestras palabras clave. Es muy importante analizar la situación para ver a qué nos enfrentamos antes de realizar y ejecutar la estrategia de link building.

Para saber si vamos por buen camino podemos establecer una comparativa entre nuestra situación y la de nuestros competidores. Al analizar un perfil de enlaces debemos encontrar los problemas potenciales y buscar oportunidades además de ver qué técnicas les resultan favorables a nuestros competidores y cómo podemos aprender de ellos para mejorar en los rankings.

Observaremos:

– Anchor text:

Observar la distribución de anchor text de la competencia nos dirá si han estado utilizando técnicas de link building o si han caído en la sobreoptimización (habitualmente, exceso de enlaces entrantes con el mismo texto ancla).

Lo natural en un perfil de enlaces es que muchos de los anchor sean el nombre de la marca, la URL, palabras no relacionadas (como pincha aquí, este sitio) y que haya variedad. Si todos los anchor texts son comerciales, es decir, del producto o palabra clave concreta que se quiere posicionar, sin hacer mención de la marca ni otros tipos de anchor que le den naturalidad, es posible que ese perfil de enlaces se vea afectado con una penalización para su página web. De todos modos, no existen (recalcamos) o no son conocidos por la comunidad porcentajes de cuántos de cada tipo debería recibir un sitio web (esto es importante tenerlo en cuenta).

Con herramientas de terceros, como Majestic y Ahrefs, podremos ver los valores aproximados de los anchor texts que usan nuestros competidores y aplicar estos datos a nuestra estrategia de enlaces.

Ahrefs. Anchors

Ejemplo de anchor texts del sitio web de El País extraídos con Ahrefs.

 

– Dominios:

Los dominios únicos que enlazan a un sitio web son un buen indicador de calidad e importantes para el posicionamiento. Que una página te enlace, Google lo interpreta como un voto. Si te enlaza dos veces sigue siendo “un” voto, pero si te enlazan varios sitios web diferentes son varios votos, es señal de que tienes una página de calidad que merece posicionar bien. Podemos comprobar el número de backlinks de dominios diferentes de un perfil de enlaces de la competencia (u otros sitios web) con Majestic o Ahrefs y si queremos comprobar los de nuestro propio dominio podemos sumar a esas herramientas los datos de Google Search Console. En general, con sitios web de alta calidad, se verán algunos enlaces de dominios reconocidos o una autoridad de dominio alta.
Hay otras señales que dicen a los buscadores si son varias páginas de la misma persona además de la IP. Google puede mirar otras cosas como la información de registro, direcciones de negocio compartidas en cada website o incluso los números de teléfono. Para encontrar esa información se puede usar: Majestic o Ahrefs.

Otras métricas que podemos observar son el Trust Flow y el Citation Flow, de Majestic. El Trust Flow nos ayuda a saber si los enlaces que recibimos son de sitios de confianza y de calidad, mientras que el Citation Flow nos indica las menciones que recibimos desde otras páginas.

– Enlaces sitewide nuestros y de la competencia:

Como ya vimos, son links que vienen de múltiples páginas de un mismo dominio. Si hay muchos de este tipo, puede indicar que se han llevado a cabo técnicas de construcción de enlaces de baja calidad, o que ese sitio web ha estado comprando enlaces. Este tipo de backlinks se pueden localizar con la herramienta Majestic.
– Las páginas de la competencia que reciben más backlinks:

Es bueno conocer las características que tienen las páginas más enlazadas del dominio de un competidor. Se puede determinar así que es lo que hace a esas páginas merecedoras de links y crear un contenido aún mejor para la consecución de enlaces. Para ver esto podemos utilizar Majestic.

– Observaremos el porcentaje de enlaces nofollow. Majestic y Ahrefs nos permite ver qué enlaces tienen ese atributo.

Sería positivo encontrar los enlaces entrantes más fuertes que tiene nuestra competencia y esforzarnos por conseguirlos también. Esto podemos hacerlo con Majestic, Ahrefs y Moz, uniendo los datos en un excel para verlos mejor. Queremos llegar donde nuestros competidores ya han estado, pero lo que más nos interesará siempre es llegar donde ellos no han podido.

 

5. Cómo debe ser un buen perfil de enlaces:

No es una ciencia exacta (la realidad en muchas ocasiones difiere de la tendencia general de opinión), ya que depende de con qué tipo de página estemos trabajando, pero en teoría debería tener:

– Enlaces obtenidos de forma natural, sin intervención humana (aunque eso es difícil de conseguir). Los links buenos tienen tres elementos: confianza, relevancia y diversidad. Si tienes un buen balance de estos tres, es que lo estás haciendo bien.
En teoría: mayoría de anchor text no exactos, pero sin duda depende el nicho, del nombre de dominio e infinidad de detalles más.
– Muchos dominios diferentes enlazando.
– Enlaces a páginas internas, no sólo a la home page.
– Diversidad en los tipos de enlaces entrantes (desde blogs, periódicos, reseñas, etc).
– Equilibrio entre links nofollow y dofollow.
Enlaces en imágenes.

En general, un poco de todo, incluso no es problema recibir algunos enlaces de escasa calidad pues forman parte de cualquier perfil natural de enlaces.

 

6. Identificar las técnicas y herramientas que queremos utilizar:

Elegiremos las que más nos acerquen a conseguir las metas del negocio. Para eso debemos tener en cuenta:

– Los objetivos que tiene la empresa.
– Los bienes y recursos que tenemos.
– Los tipos de links que necesitamos basándonos en nuestro propio perfil de enlaces y los que necesitamos para superar a nuestros competidores inmediatos.
– El tiempo que tenemos para llevar a cabo la estrategia que queremos.

Tenemos que priorizar las técnicas basándonos en el tiempo y los recursos que tenemos. Las mejores campañas de link building son simples. A veces es mejor centrarse y priorizar que intentar realizar una estrategia demasiado complicada.

Al elegir las técnicas debemos preguntarnos si podemos llevar a cabo la campaña nosotros solos y dentro del plazo establecido, si vamos a necesitar ayuda, si la técnica sirve realmente a las metas del negocio, o si por el contrario está volcada a la obtención de links exclusivamente. También tendremos que averiguar si el cliente estará satisfecho con la táctica utilizada y si creemos realmente que es la adecuada y de confianza.

 

7. Planificación y calendario de acciones a realizar:

Organizaremos la actividad de los meses siguientes. Hay que tener un plan siempre. Esto es bueno para nosotros y para los clientes, ya que les da seguridad (aunque luego lo cambiemos y nos adaptemos a las circunstancias que vayan surgiendo).

 

8. Encontrar destinos en los que poner un enlace a nuestro sitio web:

A través de:

– Observación de los enlaces que recibe nuestra competencia.
– Herramientas y comandos de búsqueda avanzada de Google. Realizando ciertas consultas podemos filtrar los resultados de búsqueda y ser más específicos que sólo utilizando palabras clave.
Por ejemplo, podemos buscar: “blog de moda” inurl:vestidos.
Para esa búsqueda, sólo saldrán resultados que incluyan la expresión exacta “blog de moda” y que en su URL contenga la palabra vestidos.
Otra forma de hacer búsquedas podría ser: “blog de moda” intitle:faldas.
Con esta consulta sólo nos aparecerán resultados que contengan la palabra faldas en su título.
Hay más operadores y símbolos para realizar búsquedas que pueden consultarse en el soporte de Google.
– Existen otros recursos que nos pueden ayudar a saber qué páginas web son lo suficientemente buenas como para incluir un enlace en ellas, como Buzz Stream, Ahrefs, Majestic, Moz, Sistrix o SEMrush, pero trataremos con ellas en profundidad en el apartado específico de herramientas.

 

9. Seguimiento:

Tenemos que prestar atención a cómo va el proceso. Llevaremos un control de los enlaces y haremos análisis de los resultados cada poco tiempo para ir realizando los cambios pertinentes que beneficien a nuestra estrategia.

Mantendremos el contacto directo con nuestros clientes y colaboradores, teniéndoles al tanto de los resultados que necesiten conocer.

 

10. Informes:

En línea con lo anterior, la comunicación con los clientes debe ser regular. Los informes no reemplazan esa comunicación, pero son buenos complementos.

Los informes no son siempre claros, con lo que debemos ser concisos e incluir sólo los datos clave que el cliente quiere conocer. Añadiremos las métricas que son importantes para él, las que quiere saber y confeccionar el informe de acuerdo a esto.

Un informe se puede estructurar comenzando por un resumen general con los puntos clave, asumiendo que es posible que el cliente no lea nada más. A continuación irían las métricas más importantes y, tal vez, una comparativa con el periodo anterior. Un resumen de la actividad realizada y de la actividad planeada, lo que hemos estado haciendo y lo que vamos a hacer más adelante. Por último, podríamos complementar toda la información anterior con datos adicionales y otras métricas relevantes.

En resumen, diseñar una buena estrategia es vital a la hora de hacer una campaña de link building.

 

4. Técnicas sencillas de generación de enlaces

El link building es el “factor” (como compendio de actuaciones relacionadas con los enlaces; número de enlaces, anchor, distribución, etc.) más importante en el posicionamiento en buscadores, y como tal, no puede hacerse de cualquier forma. Hay multitud de maneras de generar enlaces hacia nuestra página web, pero es deber del SEO elegir la que mejor vaya con el site, la empresa y el nicho en el que se encuentra. No todas las técnicas sirven para todos los sectores o no todas se deben aplicar igual aunque el fondo sea el mismo.

Aunque todas las técnicas están enfocadas a la obtención de links, podemos dividir las más utilizadas según sus formas para conseguirlos:
1. Técnicas relacionadas con la creación y gestión de contenidos y recursos
2. Técnicas de monitorización de la competencia o de páginas similares a la nuestra
3. Técnicas que incluyen acciones altruistas o aparentemente sin ánimo de lucro ni aspectos comerciales
4. Técnicas que incluyen actos y eventos de otro tipo.
5. Técnicas que incluyen procesos de compra directa.
6. Otras técnicas

Recordamos que Google rechaza completamente los esquemas de enlaces de cualquier tipo, con lo que todas estas técnicas deberían ser utilizadas con la debida precaución y conocimientos adecuados o incluso no llevarlas a cabo. Todo lo que no sea recibir un enlace naturalmente (es decir, sin que tú muevas ni un dedo) está mal visto a ojos del buscador y puede ser castigado.

 

1. Técnicas relacionadas con la creación y gestión de contenidos y recursos:

– Guest Post o Guest Blog:

El artículo invitado de toda la vida. Dentro de nuestro campo, consistiría en escribir contenidos para otras webs y blogs pero que incluirían un enlace a nuestro site. Con esto mejoraremos nuestro posicionamiento, pero también la notoriedad de marca. El principal beneficio es que podemos centrarnos exclusivamente en páginas de calidad para publicar y, si les gusta como escribimos, a lo mejor podremos colaborar más a menudo si nos piden más artículos. Muchas veces podremos elegir el anchor text que queramos que enlace a nuestro sitio. No es una técnica muy recomendable pero con prudencia es posible sacarle partido dependiendo de qué sitios nos enlacen.

Para hacer esta técnica tendrás que buscar sitios buenos y de temática similar a tu web que puedan aceptar un post invitado. Contacta y envíales el contenido con los links incluidos en el propio artículo. Antes de hacer esta estrategia, tendremos que fijarnos mucho en el tipo de página web con la que queremos colaborar. Si es una web que no acepta muchos artículos con enlace, un sitio bueno, de calidad y con tráfico, nos interesará. Si por el contrario, es un sitio que pone muchos artículos con enlaces externos, no.

Y recordemos, no podemos pasarnos con esta técnica, ya que Google es capaz de reconocer la estructura de los textos, sabe cuándo un artículo no es del tipo habitual que suele tener ese blog y está más atento que nunca.

John Mueller aconseja que los enlaces en este tipo de posts sean nofollow.

– Ser entrevistado:

Ofrecer una entrevista a una página web o un blog de nuestro campo a cambio de que nos pongan un enlace. Esto funcionará si la empresa para la que trabajamos es relevante, conocida dentro de la industria y merece que se entreviste a alguno de sus trabajadores.
Con esta técnica se pueden conseguir enlaces entrantes de calidad porque elegimos las páginas a las que ofrecer la entrevista (siempre y cuando acepten).

Lo importante a la hora de realizar esta técnica es encontrar a alguien de la compañía que quiera ser entrevistado y sea de interés, buscar blogs o páginas relevantes de nuestra temática que quieran incluir esa entrevista, contactar con ellos y ofrecerla a cambio de que nos pongan un enlace a nuestro sitio web.

– Recopilación de novedades de nuestra industria:

Comprobaremos cada cierto tiempo todas las novedades del sector, de los distintos blogs, y las añadiremos a un post que llevará un título similar a: los mejores artículos de la semana, por ejemplo, y una breve descripción de cada uno de ellos. Lo compartiremos y contactaremos con todos los autores para decirles que su artículo ha sido incluido entre los mejores. Al hacer esto con cierta regularidad, muchos nos enlazarán por aparecer en esos posts y considerar que su artículo se encuentra entre lo mejor.

– Escribir en directo sobre un evento:

Asistir a un evento y escribir sobre ello en el mismo momento que sucede. Podemos servirnos también de twitter, escribiendo y añadiendo enlaces a nuestro sitio web. Esto nos ayudará a conseguir más visitas a nuestra página.

El número de links que consigamos dependerá de nuestro nicho, lo bueno es que serán de calidad. Escribir el artículo en directo e ir actualizándolo a medida que va avanzando el evento nos conseguirá más enlaces (porque pocos estarán haciendo lo mismo que nosotros).

– Testimonios y recomendaciones:

Hacer una recomendación a aquellas compañías con las que hemos tenido una buena experiencia, que nos han dado un buen servicio y con páginas web de calidad. Esa recomendación se realizará en su sitio web y llevará un enlace a nuestra página. No conseguiremos muchos links con esto pero sí de calidad (y que tus competidores, en muchos casos, no tendrán).

– Infografías:

La idea es crear una buena infografía con datos importantes para nuestra industria y un buen diseño, que llame la atención de otros sitios de la misma temática para que se interesen por ella, la pongan y nos enlacen. Podemos dar un código para integrarla en su web, determinando el anchor y el tipo de link que queremos, pero la mayoría de las veces nos enlazarán utilizando el gráfico mismo. Esta técnica está muy manida y puede ser contraproducente.

– Imágenes de alta calidad y fotos:

Si nuestra web tiene fotos buenas y únicas, otros pueden querer usarlas. Les pediremos que nos enlacen al compartir las imágenes.

– Conseguir a un blogger importante:

Que un blogger relevante del mismo nicho escriba en nuestro sitio web. Al participar en el blog nos atraerá enlaces (y provocará que nos compartan en las redes sociales). Nuestra página recibirá buenos enlaces de forma natural por su influencia.

Para hacer esta técnica, buscaremos gente influyente de nuestra industria o campo, tendremos que tener buena relación con ellos y pedirles que escriban para nosotros (seguramente, pagándoles por los artículos).

– Contenido para conseguir links:

Crear un contenido viral, cuyo fin último es que otros sitios web lo enlacen. Podemos conseguir otras cosas también, como aumentar el tráfico a nuestra página o ser compartido en las redes sociales, pero el propósito es conseguir links. Con esto, es posible que recibamos enlaces pero no tendremos control sobre el tipo de dominios que nos están enlazando ni la forma de hacerlo (nofollow, follow) así como tampoco podremos elegir el anchor text con el que nos vinculan.

– Actualización de buenos contenidos:

Recuperaremos contenidos antiguos y exitosos pero los actualizaremos con los datos nuevos y dándoles un nuevo diseño. La ventaja que tiene es que sabemos que ese contenido es bueno porque ya recibió enlaces en su momento. Llevará links de calidad a la página donde se encuentre ese contenido.

– Concursos y sorteos:

Hacer un concurso que anime a compartir el contenido. Podemos pedir que nos enlacen y cómo queremos que lo hagan. Para llevar el concurso o sorteo a cabo tenemos que identificar a nuestra audiencia y buscar un premio que les interese, y entre las condiciones para participar tiene que estar el hecho de que deben poner un enlace en su web a la página que nos interesa.

Un concurso de ese tipo puede ser algo positivo para dar a conocer el sitio web, pero si los enlaces son follow, estamos en terreno pantanoso. Google sabe perfectamente lo que estamos haciendo.

Hacer una aplicación o herramienta sencilla:

Crear un recurso útil para nuestro sector nos conseguirá enlaces naturales. Es importante que sea algo que les vaya a interesar, pero sin que cueste demasiado crearlo ni que eclipse a los productos principales de la empresa con la que trabajamos.

– Hacer un libro colaborativo:

Contactar con distintos expertos que quieran participar para hacer un libro o un ebook y que después compartan y enlacen a nuestra página. El problema de esta técnica es que puede suponer un alto coste para el número de enlaces que se recibirán en realidad.

– Hacer un post colaborativo:

Mismo sistema que el punto anterior, pero con vistas a realizar un artículo conjunto en el blog de nuestro sitio web. Su principal ventaja es que no tendrá los gastos que conlleva un libro, y que los participantes seguramente nos enlazarán después.

 

2. Técnicas de monitorización de la competencia o de páginas similares a la nuestra:

– Conseguir los enlaces que tienen nuestros competidores:

Ver qué páginas enlazan a nuestra competencia y comprobar si podrían poner un link a nuestro sitio web. Es importante asegurarse de que acudimos a páginas buenas (ni spam, ni de baja calidad). Pero la estrategia debe ir siempre más allá, debemos intentar conseguir esos enlaces que nuestros competidores no pueden.

Para hacer esta técnica de una manera simplificada, haremos un análisis de backlinks de nuestros competidores con herramientas como Majestic, Ahrefs, Moz o el bloque de links de Sistrix. Los ordenaremos de mayor a menor autoridad o según su Trust Flow, por ejemplo. Elegiremos las mejores páginas entre las que enlazan a nuestros competidores e intentaremos conseguir esos enlaces.

 

3. Técnicas que incluyen acciones altruistas o aparentemente sin ánimo de lucro ni aspectos comerciales:

– “Broken” link building:

Técnica de enlaces rotos. Tiene dos variantes:

– Comprobar nuestros backlinks para ver si hay alguno roto. Si fuera así, deberíamos revisar los motivos por los que no funciona ese enlace, si es porque la landing page que lo recibía responde a un 404, podemos hacer una redirección a una página similar de nuestro sitio web. Si es debido a otros motivos, solicitaremos a quien nos enlazaba que cambie la URL a la que enviaba el link por otra de iguales características.

– Buscar enlaces rotos que apuntan a otros sitios similares al nuestro. De este modo podemos contactar con el sitio web que puso el enlace en primer lugar, comunicarle que está roto y sugerir que nos enlace a nuestra página, ya que somos parecidos.

Para utilizar la técnica de enlaces rotos que apuntan a otros sitios, buscaremos webs o blogs que tengan buena calidad y sean relevantes para nuestra temática. Con distintas herramientas Broken Link Check (hay otras), es posible encontrar los enlaces rotos salientes de esa página que nos interesa. Cuando los identifiquemos, podremos escribir al dueño de la web, advertirle de que tiene esos links rotos y ofrecer nuestro contenido como recurso por si quiere enlazarlo también o reemplazar al vínculo roto.

Establecer contacto hablando de un enlace roto es una buena forma de llamar la atención del webmaster al ser una acción aparentemente altruista, el factor humano juega un papel fundamental.

– Contenido viejo:

Ofrecer contenido nuevo para páginas que tienen contenido antiguo o desactualizado.
La técnica consiste en redactar un contenido actual y contactar con el dueño de la página desactualizada para enviarle el texto renovado con la esperanza de recibir un link a cambio.

– Dar descuentos o productos gratis:

Se contacta con bloggers del sector y se les ofrece un descuento o un producto a cambio de una review (del mismo u otro que se quiera posicionar). Al ofrecer algo gratis se puede ser muy estricto con las características que debe tener el enlace (como la decisión del texto ancla o la página a la que va dirigido).

El problema de esta técnica es que claramente es una compra de enlaces. Ese tipo de publicaciones deberían aparecer catalogadas como contenido patrocinado y el enlace tendría que ser nofollow. De todos modos, el trato que hagáis el webmaster y tú, queda entre vosotros dos.

– Acciones sociales o cursos gratuitos:

Realizar actos de forma altruista y ofrecer ciertas cosas gratis puede conseguir que hablen favorablemente de la marca de nuestro cliente y en muchos casos nos ayudará a obtener enlaces naturales para el sitio web.

 

4. Técnicas que incluyen actos y eventos de otro tipo:

– Hacer eventos para bloggers:

Invitar a bloggers relevantes de nuestra temática a un evento y hacer que ellos sean el centro hará que después quieran escribir sobre el mismo y podemos conseguir enlaces naturales de gran calidad.

Conferencias o reuniones:

Hacer conferencias o reuniones nos puede ayudar a conseguir links para nuestro sitio, pero también nos servirá para crear comunidad.

 

5. Técnicas que incluyen procesos de compra directa:

Comprar enlaces:

Google deja muy clara su opinión sobre la compra de enlaces, no obstante, con el dinero suficiente se conseguir casi cualquier link. Hay que tener mucho cuidado con las técnicas que implican enlaces pagados, ya que en muchos casos pueden ser fácilmente descubiertas por Google y por nuestros competidores.

– Comprar webs o blogs bien posicionados:

Se puede comprar un dominio que ya tenga buenos links que lo apuntan, mover todo su contenido a nuestra web y redireccionar después todas las páginas. Otra opción es comprar el dominio, mantenerlo como está, pero ponerle enlaces salientes apuntando a nuestro sitio, con lo que le transmitirá valor y tendremos control total sobre el anchor text del link y la página a la que se dirige.

Este tipo de prácticas son muy arriesgadas y no deberían usarse a la ligera.

 

6. Otras técnicas:

– Conseguir enlaces de los clientes o consumidores:

Cuando llevamos el SEO de un pequeño e-commerce o una tienda grande, existe la posibilidad de conseguir enlaces gracias a al buen trato con los clientes. Si hay una relación positiva recíproca, se puede volver a acudir a ellos y pedir que hablen de su buena experiencia en su blog y que nos enlacen. Seguramente no consigamos muchos links, pero sí serán enlaces interesantes y de calidad que los competidores no tienen.

Para hacer esta técnica, se hará un seguimiento del cliente después de su compra, en el propio registro de la web puede añadirse un campo (además de los habituales de: nombre, email…) para que si tiene una web la ponga. Aprovechar en ese momento para invitar a que nos enlace. También, si el cliente lo autoriza, se podría segmentar una lista de mailing para enviar a los que tienen página web campañas de e-mail marketing personalizadas con incentivos (animando a enlazar mediante concursos, sorteos, etc).

– Monitorizar menciones de la marca sin enlace:

A veces mencionan la marca pero no la enlazan. Google lo entiende y lo ve como una cita, pero no es tan fuerte como un enlace. Lo que podemos hacer es contactar con los sitios que nos han citado y pedirles un link. No conseguiremos muchos enlaces con este método, pero sí que serán buenos, normalmente.

Tendremos que preparar Google Alerts para controlar nuestra presencia en internet y recibir un aviso cuando se use el nombre de la marca o utilizar la herramienta Mention (que nos permite conocer también las menciones de nuestros competidores). También podemos monitorizar las menciones en redes sociales y si aquellos que nos citan tienen una página web, les pediremos que nos enlacen.

– Directorios:

Dejar un enlace hacia tu página en directorios no es muy aconsejable debido a que se abusó de ellos en el pasado y han perdido valor. Fueron muy castigados y ahora quedan pocos de calidad. Podría incluirse un link en directorios buenos, de los que solo admiten páginas de calidad en sus listados. Muchas veces son de pago.

Tweet de Gary Illyes sobre los directorios. 

 

*Un consejo:

Toda técnica de link building es una forma de saltarse las directrices para webmasters de Google, que no permite la construcción de enlaces de ningún tipo. Así que, si vas a realizar alguna, mejor que sea de manera excepcional y cuidadosa. Los buscadores ven más de lo que parece y si queremos evitar sorpresas hay que hacer las cosas bien.

 

5. Herramientas

Muchas herramientas pueden ayudar a hacer un link building más eficiente, analizar perfiles de enlaces y a encontrar links de calidad. Esto no significa que puedas conseguir buenos enlaces solo con herramientas, es necesaria la intervención manual y crear unas buenas estrategias.

Si realizamos una total automatización estaremos cayendo en malas prácticas para los motores de búsqueda y seremos, supuestamente, penalizados. Las herramientas son muy útiles y se pueden usar para agilizar ciertos procesos de link building, pero ninguna es infalible. No deberíamos dar nada por sentado, y todos los datos que nos proporcionen tendremos que verlos como orientativos, no algo que seguir al pie de la letra.

Podemos dividir las principales herramientas según sus funciones:

 

Herramientas para análisis de enlaces, alcance y que la búsqueda de sitios web de autoridad y blogs de la misma temática sea más efectiva:

Ahrefs:

Esta herramienta está considerada una de las mejores para el análisis de enlaces entrantes. Tiene una versión de prueba gratuita limitada. Sirve principalmente para conocer en detalle los backlinks que recibe un sitio web y da información sobre la evolución de tu estrategia de SEO en general.

Ahrefs. Vista General
Ahrefs. Vista general.

 

Al insertar una URL, Ahrefs nos da información de enlaces entrantes y salientes, keywords orgánicas, mejores páginas, y detalles de búsqueda de pago y anuncios. Esto funciona con cualquier URL, con lo que no sólo nos ayuda a entender el sitio web que manejamos, sino que también podemos conocer esas características de cualquier otro dominio. Así, podemos saber si los sitios que queremos que nos enlacen son adecuados para ello (y saber para qué palabras posicionan bien, cómo son sus enlaces…).

Permite el seguimiento de enlaces, mostrándonos los nuevos, perdidos y rotos, los dominios de referencia que nos han estado vinculando, anchor text utilizados, mejor contenido e IPs de referencia. También podemos saber de qué tipo son esos enlaces, follow, nofollow si son de contenido, imágenes, si hay 301 y canonicals…

También nos da otras métricas interesantes de búsqueda orgánica, como el tráfico orgánico, competidores, la situación de nuestras palabras clave en el ranking y sus volúmenes de búsqueda, las mejores páginas y subdominios, etc. Se puede comprobar qué keywords son las más importantes para nuestra estrategia de contenidos y de link building.

Al poder obtener todos estos datos de sitios similares al nuestro y de la competencia, podemos ver por qué palabras clave apostar y tomar ideas en nuestras estrategias. También ayuda a descubrir qué contenido funciona bien en tu nicho, y qué recibe más y mejores enlaces entrantes.

Con Ahrefs, sabremos cuántos links apuntan a nuestro sitio web, su clasificación y keywords más relevantes, pero también podemos analizar cada uno de esos enlaces. También podemos ver el archivo histórico para saber la evolución de un proceso de link building a lo largo del tiempo.

En resumen, con Ahrefs podemos analizar nuestro perfil de enlaces, comprobar el posicionamiento de las palabras clave e identificar y reparar lo que esté perjudicando a nuestro SEO.

 

– Majestic:

Tiene su propio rastreador y es una herramienta muy potente. Hace un análisis en profundidad y permite ver los datos recientes o toda la información que ha almacenado en su índice histórico. Sirve para explorar los enlaces de nuestro propio dominio, de la competencia o de cualquier otro sitio web (en el que nos podría interesar conseguir un enlace). Se pueden ver los backlinks de dominios, subdominios o URLs concretas. Contiene unas métricas propias de calidad que son Trust Flow y Citation Flow. La primera nos informa de la confianza del dominio o URL y la segunda va en relación a las menciones que recibimos. También, gracias al TTF (Topical Trust Flow) podemos saber desde qué temáticas se enlaza más a esa página que hemos consultado. Majestic es de pago, pero tiene una versión gratuita muy limitada.

Majestic se divide a su vez en varias herramientas, merece la pena destacar:

Site Explorer: sirve para explorar un dominio o URL en su totalidad. Es la más completa de las herramientas que contiene Majestic y la más utilizada. Podemos tener una visión global del perfil de enlaces de un sitio web o profundizar y conocerlo más a fondo. Site Explorer permite ver los backlinks que estamos recibiendo (según Majestic), los dominios de referencia, el tipo de enlace (follow, nofollow, imagen o texto…), los anchor texts, temáticas aproximadas… etc.
Bulk Backlink Checker: para obtener los datos y métricas de Majestic de muchos dominios o URLs diferentes de una sola vez.
Compare Domains: herramienta para comparar distintos sitios, permite examinar hasta cinco dominios diferentes. Incluye Backlink History: para saber la cantidad de backlinks detectados por los robots para unos dominios, subdominios o URLs. Es útil para darnos una visión general sobre la competencia.
Keyword Checker: índice para comprobar palabras clave, ver cuánto aparece una keyword y su volumen de búsqueda dentro del archivo histórico de Majestic.

 

Sistrix:

Esta herramienta ofrece métricas muy interesantes de búsqueda orgánica de cualquier dominio o URL. Es de pago pero tiene una versión limitada gratuita y se paga según los módulos que necesites. Su índice de visibilidad orgánica permite saber las posibles impresiones que está produciendo el sitio web que hemos introducido en Sistrix. Es decir, teniendo en cuenta las keywords para las que aparece en el ranking y sus posiciones, la herramienta muestra una gráfica de su visibilidad a lo largo del tiempo. También señala dentro de ella las updates de Google que han podido influir en las subidas y bajadas. Esto permite saber si ha habido algún bajón de tráfico o penalización en algún momento. Pueden compararse los datos de visibilidad de hasta cuatro dominios distintos.

Sistrix. Resumen
Sistrix. Resumen.

 

Muestra las palabras clave para las que el dominio posiciona en el top 100 de Google y también ofrece ideas de otras de otras que pueden estar relacionadas. Sistrix es muy útil para investigación de palabras clave, basándose en los buscadores y en las keywords por las que ya posiciona la competencia. El apartado de cambios en el ranking es muy útil para ver cómo han mejorado a lo largo del tiempo que llevamos haciendo SEO y ver las palabras clave para las que que han subido, bajado o permanecen estables. Sistrix ofrece también otros datos de SEO on page estructurales (de indexación, URLs…), señales sociales y datos de PPC (si se contrata ese módulo). De cara a link building, esta información nos sirve también para conocer los sitios en los que nos interesa un enlace, para ver que esa página web que estamos analizando es segura y que tiene la visibilidad que queremos.

Pero sobre todo, nos interesa el módulo Links, que toma datos de Majestic para presentar los enlaces entrantes del dominio que estamos analizando. Permite saber el tipo de enlace, la evolución de los links, los textos ancla, enlaces rotos, dominios de referencia… etc.

Los resultados y análisis de Sistrix se pueden ver desde el navegador, con una interfaz simple e intuitiva. En resumen, esta herramienta sirve para análisis de palabras clave y enlaces de nuestro sitio web, de la competencia y de otras webs del sector.

 

– SEMrush:

Herramienta para analizar, estudiar a la competencia y descubrir nuevas oportunidades para nuestras campañas. Sirve para saber el tráfico potencial de palabras clave que tiene la página que analizamos (sea la nuestra, de nuestros competidores u otras), su visibilidad orgánica y sus competidores directos. Con esto, recibiremos ideas de otras webs que podremos aplicar a nuestra propia estrategia. Como las anteriores, es de pago pero tiene una versión gratuita limitada.

Da informes analíticos, datos de búsqueda orgánica, de pago, e información sobre enlaces. También se pueden ver y comparar dominios en la opción Domain vs. Domain.

Nos permite saber qué palabras clave traen tráfico, hacer un seguimiento de las que se encuentren bien posicionadas y las que están cayendo, o ver sugerencias de nuevas keywords.

 

– Moz:

La herramienta antes conocida como Open Site Explorer, desarrollada por Moz, servía para hacer un estudio detallado de popularidad y enlaces. Ahora sus elementos se encuentran integrados en la sección Pro del sitio web de Moz. El apartado Link Explorer permite monitorizar los enlaces entrantes para saber cuántos estamos consiguiendo, qué autoridad tienen o cómo nos enlazan (con qué anchor text). Podemos ver qué enlaces entrantes tiene nuestra competencia que nosotros no tenemos y utilizar esta información para conseguirlos.

Permite ver métricas interesantes de la página que introducimos en el programa, como el Domain Authority y el Page Authority. Moz también cuenta con otra herramienta para explorar palabras clave y con la extensión MozBar podemos ver la autoridad de los dominios directamente desde nuestra barra de Chrome. Las herramientas tienen una versión gratuita limitada.

 

– Microsoft Excel:

El programa fundamental por excelencia de hojas de cálculo nos es muy útil en link building para análisis de enlaces, comparación de datos, cálculos de cifras y mucho más. Y si le implementamos SEOtools for Excel, tendremos el conjunto más recomendable para trabajar SEO on page, off page y analizar perfiles de enlaces.

*Un consejo:

Muchas herramientas como Ahrefs o Majestic nos permiten también descargar los archivos, con lo que podríamos trabajar con los datos mucho más cómodamente utilizando Excel.

 

– Google Search Console (el anteriormente conocido como Google Webmaster Tools):

Esta herramienta para webmasters es gratuita y muy práctica para asegurarse de que todo funciona correctamente en nuestro sitio web. Nos ayuda a detectar problemas con el SEO on page, indica si Google puede acceder con normalidad a nuestras páginas y si las entiende de forma correcta.

De cara a nuestra estrategia de link building, Google Search Console nos da una lista de los enlaces entrantes a nuestro sitio. Seguramente, Google no nos mostrará todos nuestros backlinks y necesitaremos otras herramientas para complementar. Podremos saber los dominios que nos ponen esos enlaces, el anchor text que usan y cuáles de nuestras páginas reciben los links. Esto nos interesará para saber qué tipo de enlaces estamos recibiendo y si nos van a beneficiar o perjudicar.

Google Search Console es de uso fundamental a nivel SEO ya sea on page u off page.

 

Herramientas para la gestión de campañas de link building:

FuSEOn Link Affinity:

Esta herramienta sirve para gestionar una campaña de link building de principio a fin y además utilizando una tecnología muy avanzada (cosa poco o nada habitual en el sector). Se compone de varias fases, pudiendo automatizarse en gran medida. Es de pago, pero tiene un tiempo de prueba gratuita.

FuSEOn Link Affinity
FuSEOn Link Affinity.

 

Permite crear un proyecto, buscar sitios relacionados en los que se podría colocar un enlace, evaluar los dominios para ver si nos interesan, analizarlos a fondo para ver la afinidad que tienen con el nuestro, gestionar qué hacemos con todos ellos (contactar…) y monitorizar todo lo que ocurre con esos sitios. Además de ayudarnos a generar buenos enlaces, FuSEOn Link Affinity también funciona para ayudarnos encontrar los malos que ya tenemos y a gestionar la forma de eliminarlos. Permite enviar correos desde la plataforma, crear un archivo Disavow, y si se quiere, da la opción de gestionar ellos la compra de los enlaces que nos interesen.

 

– BuzzStream:

Herramienta muy completa que descubre información de contacto, perfiles sociales y métricas de distintos sitios web. Es de pago, pero tiene un tiempo de prueba gratuito. BuzzStream funciona como administrador de nuestros proyectos de link building y nos permite tener un control de las campañas.

Sirve para investigar perspectivas de cara a nuestra estrategia de link building, observar el panorama, monitorizar los enlaces y también ayuda a conseguir un mayor alcance. Una de sus cualidades más interesantes es que facilita el encontrar sitios adecuados para poner un link, así como los datos de contacto y perfiles sociales. Facilita la comunicación vía email y hace el seguimiento de con quién hemos contactado, los correos electrónicos enviados y los backlinks que hemos generado.

 

Crawlers para análisis interno de enlaces:

Incluímos estas herramientos de análisis de enlaces internos porque con el tiempo aprenderás la relevancia e indivisibilidad que hay entre los enlaces externos y los internos (tenlo siempre en cuenta, el SEO off page y el SEO on page van de la mano).

 

– Safecont:

Software basado en inteligencia artificial que permite detectar problemas de contenido tanto a nivel interno como externo. Informa de la estructura interna del sitio mostrando las páginas más relevantes, las relaciones entre páginas. Además permite generar informes de riesgo de del sitio web en su conjunto, a nivel cluster o de URL gracias a su métrica PandaRisk.

Safecont. PandaRisk
Safecont. PandaRisk.

 

– Screaming Frog:

Esta herramienta nos permite rastrear sitios web a partir de su URL. De pago pero con versión gratis más limitada. Nos ayuda a encontrar links rotos, URLs a arreglar, redirecciones y errores de servidor.

 

– FandangoSEO:

Ayuda a descubrir y solventar problemas como enlaces rotos, errores 404, permite descubrir redirecciones 301 y 302 o arreglar canonicals. Muestra si hay algo que solucionar dentro de la arquitectura del sitio web, analiza los enlaces internos para descubrir si el interlinking del sitio web se ha hecho correctamente, genera sitemaps para los motores de búsqueda… etc.
Este listado contiene muchas de las herramientas que pueden ser apropiadas en un proceso de link building. Nosotros hemos decidido incluirlas porque utilizamos algunas de manera continua y otras esporádicamente. Por supuesto, hay muchas más que podrían usarse, pero dependerá del tipo de estrategias a seguir, presupuestos y más cuestiones que cada SEO debe tener en cuenta.

 

*Un consejo:
Todas las herramientas ofrecen datos parciales y, aunque son muy útiles para tener una idea de cómo va un proyecto, nuestro mejor recurso será el sentido común (que nos ayudará a interpretar todos esos datos).

 

6. Penalizaciones

Una penalización es una sanción que Google impone a un sitio web por incumplir sus directrices generales para webmasters. Los motores de búsqueda aspiran a que internet sea un lugar en el que prime la calidad de los contenidos y los usuarios encuentren lo que buscan con facilidad.

 

¿Qué valora Google positivamente?

– Contenido valioso para los usuarios.
– Estructuras web que faciliten el acceso a los contenidos (y a Google sus labores de crawling, etc.).
– No utilizar trucos para modificar el posicionamiento de una página que no lo merece.
– Contenido único y atractivo, que tu sitio web destaque por encima del resto de tu sector.
En definitiva, todo aquello que facilite el trabajo a Google y que a la par permita que los resultados que muestra el buscador, cumplan las expectativas de los usuarios.

 

¿Qué penaliza o no valora positivamente Google?

– Contenido creado de forma automática.
– Esquemas de enlaces.
– Páginas con contenido spam, pobre, no original o copiado.
– Redireccionamientos engañosos.
– Intentar mantener ocultos textos y enlaces que afecten al posicionamiento.
– Páginas cuyo contenido es una amalgama de palabras clave desconectadas entre sí e irrelevantes.
– Páginas con contenido malicioso.
– Consultas automáticas a Google.

 

Tipos de penalizaciones relacionadas con enlaces:

Google cuenta con dos tipos de sanciones: manual y algorítmica.

La principal diferencia entre ambas es que la acción manual es llevada a cabo por un revisor humano, mientras que las otras acciones se producen de manera automática cuando se produce una actualización de los algoritmos del buscador.

 

Penalización manual:

Esta clase de penalización la realiza personal de Google por un incumplimiento en las directrices de calidad para webmasters orientado a subir mediante tácticas ilícitas en los resultados de búsqueda. ¿Cómo se entera Google? “Generalmente” es debido a una alarma del sistema o a un aviso de otra persona que ha realizado un spam report. Cuando esto ocurre, Google envía un mensaje a través de Search Console. Si has sido penalizado por una acción manual, en la parte superior del informe aparecerá la acción o acciones que se te han aplicado.

Las penalizaciones manuales más frecuentes relacionadas con enlaces son debido a:

– Manipulación de enlaces entrantes: si hay sospechas de que estás comprando enlaces para modificar tu PageRank, puedes incurrir en una penalización de este tipo. Resultan muy sospechosas las técnicas en las que se utiliza anchor text exacto de forma agresiva, con poca variedad, enlaces recíprocos o cuando se crean sitios web con el único fin de que apunten a un dominio concreto (uso de PBNs…). Esta acción manual es la que más debería preocuparnos cuando hacemos link building. Google puede detectar los patrones generados en un proceso de creación de enlaces, por eso es tan importante ser cuidadoso y saber muy bien lo que se está haciendo.
– Manipulación de enlaces salientes: no sólo la compra de enlaces te puede perjudicar, venderlos también. Ser partícipe de esquemas de enlaces de cualquier tipo infringe las normas de Google y, por lo tanto, es penalizable.

*Un consejo:
Una PBN es un conjunto de sitios generados expresamente para enlazar y hacerle llegar PageRank a un dominio específico. La creación de PBNs tiene un alto coste y puede llevar a una penalización por parte del buscador al crear una red de enlaces no naturales. Poco recomendable si no se hace muy bien (las granjas de enlaces fueron muy denostadas por Google y perseguidas).

 

Curiosamente, una acción manual puede expirar. A veces esto sucede porque para lo que antes requería intervención humana, ahora pueden encargarse los algoritmos.

John Mueller sobre la expiración de las acciones manuales.

 

Sanción “algorítmica”:

Técnicamente, no es una penalización. La razón por la que se siente como tal es porque cuando se produce una actualización de alguno de los algoritmos de Google, muchos sitios experimentan un cambio en su tráfico (positivo o negativo).

Los filtros antispam del buscador son el último proceso de análisis que realiza el buscador para depurar resultados en sus rankings. Se rastrea el sitio web para ver si cumple con las directrices para webmasters, y si no es así, se aplica una sanción que pronto se traducirá en una caída en el tráfico proveniente de búsqueda orgánica.

 

Actualizaciones e implementaciones algorítmicas que afectan en gran medida a la calidad de los sitios que enlazan y a los enlaces:

Penguin:

Continúa con el camino que inició Panda en su lucha contra el spam, pero esta vez enfocado en los enlaces. Panda nació en febrero de 2011 (uno de sus precursores) como un medio para acabar con el contenido de baja calidad, texto de carácter engañoso, sin sentido o recurrente. En definitiva, apareció como la gran medida anti-spam.

Al igual que se trampeaban los contenidos, los SEO saben lo importantes que son los enlaces para los motores de búsqueda, lo que llevó a prácticas abusivas y mecanismos automáticos para conseguir links. Google volvió más agresivo en su lucha contra el spam y por eso decidió lanzar la actualización Penguin, llevando más lejos lo que ya había empezado con Panda.

Que afecte a los enlaces no quiere decir que esté concretamente creado para analizar perfiles de enlaces. Penguin nace en Abril de 2012 con el fin de servir de filtro para webs que utilizaban técnicas consideradas spam. Los links, así como el resto de elementos que componen una web, son contenido que aporta valor (desde su origen y destino, hasta su anchor text).

A nivel enlaces, el efecto Penguin se relaciona directamente con la semántica y valor que aporta el enlace. Ya sea debido a la relación de temáticas que vincula el enlace, por el anchor text, idiomas relacionados, etc.

Con esta actualización algorítmica, Google pretende limpiar sus resultados de búsqueda para ofrecer una mayor calidad, eliminando así aquellos dominios que compraban enlaces o que participaban en redes de enlaces creadas específicamente para posicionar.

Cada cierto tiempo, van saliendo nuevas actualizaciones de los algoritmos de Google, con el fin de mantener altos niveles de calidad en los rankings y seguir siendo el buscador favorito de los usuarios.

 

¿Qué se puede hacer para evitar una penalización por enlaces?

1. Perfil de enlaces variado:
Asegúrate de tener un perfil de enlaces variado y que atiene al nicho en el que te encuentras. Dotar de naturalidad a los textos ancla (poniendo palabras y frases como: aquí, título/nombre de la web, URL de la web, etc.), suele ser un buen recurso para evitar problemas. No hay un porcentaje para cuánto anchor text debe ser de marca, cuánto de palabra clave exacta o cuánto generalista. Cuanto más natural salga, mucho mejor. Tampoco sería normal que todos los dominios fueran blogs de una temática concreta, con el mismo TLD o provenientes de la misma IP. Ni que siempre nos enlazaran de la misma manera. En definitiva: enlaces y anchor text variados.

2. Seguir las directrices de Google:
Juega según las reglas de Google. Escribe artículos legítimos en sitios del nicho, encuentra la forma de conseguir la cobertura de los medios, marketing viral para conseguir visitas y enlaces… etc. Haz contenido de calidad y cruza los dedos para que te enlacen mucho.

 

¿Qué tipo de links son peligrosos?

– Enlaces que no cumplan con las directrices de Google en cuanto a perfiles de calidad, estructura o semántica: sobreoptimizaciones, ubicaciones, páginas no relacionadas, etc. La relación de Penguin y contenido es clara. De hecho, las penalizaciones, sean casi del tipo que sean, cada día están más próximas entre ellas y casi todas relacionadas con el contenido, ya sea de una manera o de otra.

Cómo puedo saber que un enlace es malo o tóxico:

– Si procede de webs detectadas como webs spam.
– Si viene de una red de blogs creada ex profeso para generar enlaces y además coinciden otros parámetros relacionados con el link spam.
– Enlaces fuera de contexto.

En definitiva, sitios web que pueden ser punibles dentro de las directrices de Google ya sea por problemas propios no detectados o por ser generados para hacer spam.

Y también es negativo:

– Crecimiento poco natural o repentino de enlaces.
– Muchos enlaces recíprocos.

Los dominios de donde provienen los enlaces tóxicos suelen tener un nivel de autoridad bajo, eso se puede comprobar con herramientas como: Ahrefs, Majestic, SEMrush, Sistrix, etc. Pero siempre hay que tener precaución en su uso ya que los datos que nos dan deben tomarse como orientativos, no como algo de lo que fiarse al 100%.

Muchas veces ocurre que una empresa decide llevar su propio SEO o acude a una agencia para que se lo lleve y cae en malas prácticas que le hacen recibir una penalización. Ante esto, es muy frecuente que vayan a buscar a otro SEO que les ayude a salir del problema.

 

Cosas que hay que tener en cuenta ante una penalización por links:

– Cómo detectarla
– Cómo diagnosticar la causa exacta
– Qué hacer para que nos quiten la penalización

Para solucionar penalizaciones por enlaces, tendremos que manejar muchos datos y analizarlos para encontrar patrones que puedan indicar problemas. Para eso, utilizaremos mucho Excel.

 

Cómo detectar una penalización por enlaces:

1. Analizar el tráfico:

Iremos a Google Analytics y compararemos este periodo con el mismo del año anterior. Comprobaremos si ha habido un descenso en el tráfico orgánico de nuestra página. Esto no tiene porqué significar que tu sitio haya sido penalizado, la bajada puede ser por otros motivos. Por ejemplo, estacionalidad de fechas o mejoras de la competencia.

Cuando se intenta diagnosticar una caída en el tráfico de un sitio web se deben tener en cuenta estos indicadores:
¿La caída coincide con una fecha de actualización de Google?
¿Es una caída de toda la web o sólo de unas palabras clave concretas?
¿Has recibido un aviso en Google Search Console en otro momento que podría significar que es una penalización?

Una caída en el tráfico puede ser por múltiples razones, por ejemplo:
– Tu servidor puede estar experimentando problemas.
– Flujos de tráfico estacionales.
– Tu sitio ha sido hackeado de alguna forma.
– Tus competidores han hecho mejoras que les han traído una subida en su tráfico.

2. Buscar patrones en la caída del tráfico o en el posicionamiento:

Hay dos patrones para empezar a ver la caída del tráfico:
– Pérdida de tráfico para algunas palabras clave.
– Pérdida de tráfico para algunos tipos de páginas.

A través de Google Analytics podemos ver claramente la caída de tráfico para palabras clave y para páginas.

Si la penalización te ha golpeado fuerte puede que te cueste encontrar patrones comunes porque todo el sitio web estará penalizado, ya que en casos muy graves Panda y Penguin pueden afectar a todo el dominio.

Si no ha sido para tanto, podrás ver las palabras clave o las páginas dañadas e intentar arreglar el problema. Algo rápido y fácil de comprobar es si la caída en el tráfico se corresponde con una actualización de Penguin. Puedes ver todas las actualizaciones aquí o utilizando la herramienta Panguin Tool, que contiene todos los cambios de algoritmos desde 2012 (aunque requiere conectar con Analytics).

 

Cómo se soluciona una penalización o acción por esquemas de enlaces:

1. Descargar la lista completa de enlaces de la web:

Analiza tu perfil de enlaces. Necesitas tantos datos como sea posible, así que puedes ir a Majestic, Ahrefs, Moz y Search Console. Este último te servirá para descargar una lista de los dominios y las páginas individuales que te enlazan.
Recopila toda la información posible y descarga los links en un documento de Excel. Junta los datos que te dan las distintas herramientas (tendrás que elegir entre algunas métricas, borrar algunos datos…).

Datos que debemos mantener para hacer un análisis de links:

– Coincidencia de métricas de mala calidad de varias herramientas de terceros.
– Análisis manual de detección de usos no permitidos por Google: redes de enlaces, enlaces desde sitios spam o en general, perfiles innaturales.

Pasos para un análisis de penalización por links:

– Encontrar enlaces de baja calidad.
– Encontrar enlaces que recurrentemente cumplan un mismo patrón o que provengan de sitios que comparten un mismo patrón.
– Encontrar enlaces de sitios de mala calidad.
– Encontrar anchor texts sobreoptimizados.

2. Retirar los links:

Quitar enlaces malos puede ser muy complicado. Suelen venir de páginas spam, de contenido fraudulento o de baja calidad y ese tipo de páginas no suelen tener un buen mantenimiento, por lo que puede ser una tarea muy ardua contactar para que retiren un link. En muchos casos, será imposible. Si ya has probado todo para eliminar ese enlace, pero no ha sido posible, el último recurso es utilizar la herramienta de desautorización de enlaces entrantes (Disavow Links Tool) de Google Search Console. Se usa para indicar al buscador que no quieres que te relacione con esa página ni que te pase su influencia negativa. En resumen, que no tenga esos enlaces en cuenta. Como ya hemos comentado, esta herramienta debe utilizarse sólo en caso de que sea estrictamente necesario, es decir, cuando haya un alto volumen de enlaces negativos o tóxicos que realmente están lastrando nuestro posicionamiento.

Si de todos modos decides solicitar la desautorización de esos links y pedir una reconsideración a Google, tienes que demostrar que intentaste hacer todo lo posible para eliminarlos por tu cuenta.

 

La herramienta de desautorización de enlaces entrantes:

Sólo se utilizará en casos en los que es seguro que los enlaces son inapropiados y no los podemos quitar de otro modo, no se debe hacer de manera habitual. Si fallamos en el uso de esta herramienta, podría perjudicarnos y empeorar el posicionamiento de nuestro sitio web en los resultados de búsqueda. Google entiende que un cierto volumen de enlaces negativos es algo natural y que es posible que no hayamos tenido nada que ver en eso.

Es frecuente solicitar la desautorización de enlaces entrantes cuando nos vemos penalizados, ya sea por una acción manual o por una caída en el tráfico derivada de una actualización de Penguin.

Pedirás la desautorización de los enlaces cuando:

– Tú, tu agencia o una agencia SEO anterior realizó una mala construcción de links en el pasado y ya te has esforzado por quitarlos (sin conseguirlo).
– Si crees que un competidor te está haciendo SEO negativo para dañar tu posicionamiento.
– Si hemos recibido una sanción manual por parte del equipo de Google debido a enlaces entrantes artificiales.

Si no estás seguro al 100% de que los enlaces sean malos, es mejor no utilizar esta herramienta.

La desautorización de backlinks mediante Disavow tiene dos pasos:

– Descargar todos los enlaces entrantes de tu sitio web.
– Crear un archivo que contenga sólo los que sepas de seguro que son dañinos para tu web y que quieras desautorizar.

Los resultados no son inmediatos, esa información que envías a Google tardará un tiempo en procesarse.

 

Solicitudes de reconsideración:

Tras una acción manual o un problema de seguridad en tu sitio web, recibes una notificación a través de Google Search Console avisándote de la detección de un patrón posiblemente fraudulento. En el momento en el que solucionas el problema que tenías, si no recuperas el tráfico ni el posicionamiento, puedes pedir a Google que haga una reconsideración sobre tu sitio web.

Quien revisa tu solicitud es una persona real, con lo que ofrecer una buena documentación puede ayudar a que te comprendan mejor y entiendan los pasos que has seguido para solucionar los problemas de tu sitio web. Es importante recordar que esta solicitud se hace porque es posible que hayas cometido errores (voluntarios o no), lo correcto es que los reconozcas y no ocultes información. Google quiere que le digas lo que hiciste mal (si fuiste tú, no en el caso de SEO negativo, obviamente) y dejar claro que has cambiado tu forma de hacer las cosas (nunca está de más). Eso se puede realizar a través de tu cuenta de Search Console.

En una solicitud de reconsideración es recomendable incluir:
– Cuál es el problema concreto del sitio.
– Detalles de lo que hemos hecho mal (en nuestro caso: construcción de esquemas de enlaces).
– Los pasos que has seguido para arreglar el problema (contacto con webmasters para retirar enlaces o añadir el atributo nofollow, uso de la herramienta Disavow…).
– Adjuntar el archivo enviado a Disavow (en caso de que se haya hecho), explicando por qué no hemos podido eliminar esos enlaces de otro modo.
– Lo que has hecho para que no vuelva a pasar.
– Documentación del resultado de las acciones que se han llevado a cabo. Que quede bien explicado cómo se ha solucionado todo (por ejemplo: enlaces a documentos que respalden nuestra estrategia y esfuerzo por eliminar los enlaces dañinos).

 

Para terminar…

Los motores de búsqueda no dejan de evolucionar y hacer cambios, lo que conlleva una mayor dificultad a medida que va pasando el tiempo. Las técnicas y formas de hacer SEO tendrán que ir adaptándose a las nuevas circunstancias, pero seguirán existiendo. Los enlaces son el factor más importante de posicionamiento, son las conexiones a través de las cuales los buscadores encuentran los sitios web y les otorgan relevancia. Mientras esto sea así, el link building seguirá existiendo.

Si quieres profundizar más en el tema, César Aparicio te resuelve dudas de link building en este podcast de Campamento Web:

Resolviendo TODAS las dudas sobre Linkbuilding, con César Aparicio

Y en este webinar de Siteground:

 

Despedida

Este guía ha conllevado mucho trabajo y confiamos en que le podáis sacar un buen partido. La iremos actualizando y admitimos sugerencias o incluso extensiones si queréis participar en ampliar la documentación (siempre que encaje bien, por supuesto).

 

Logo Cráneo Previlegiado

Eva Martín  @JadedMorgan
César Aparicio  @eCesarAparicio

Suscríbete al blog de Cráneo Previlegiado